Graduado de la Facultad en el equipo del Dr. Gabriel Rabinovich

El Dr. Diego Croci se graduó de la carrera de Licenciatura en Ciencias Biológicas en la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de la UNRC y desde el 2006 forma parte del equipo de investigación encabezado por el Dr. Gabriel Rabinovich. Junto un grupo de científicos de Conicet han realizado significativos aportes en la lucha contra el cáncer.

“Yo empecé en 2006, ahora trabajando desde otro lugar, soy investigador. Es una experiencia muy linda. Por un lado, es una suerte muy grande poder formarme con una personalidad tan importante como él (Rabinovich), que en su momento nosotros lo sabíamos pero no era tan reconocido por la sociedad. Por otra parte, también es muy importante y significativo poder observar el crecimiento que ha tenido este proyecto de investigación”, expresó el doctor Diego Croci.

Su participación en el grupo de investigación del Dr. Gabriel Rabinovich fue fundamental para conocer la naturaleza de uno de los mecanismos de resistencia tumoral de ciertos tipos de cáncer y cómo revertirlo.

“Yo comencé a trabajar en la parte de cáncer, éramos dos becarios”, recordó Croci. Señaló que desde el sistema inmune se abordan muchas patologías y explicó que él se focalizó en saber por qué la Galectina-1 inducía la producción de vasos sanguíneos (angiogénesis). Se llama angiogénesis al proceso por el cual cualquier tejido, en este caso los tumores, generan vasos sanguíneos para abastecerse de oxígeno y de nutrientes

El investigador de Conicet contó que los avances de dicho trabajo fueron presentados en 2014, a través del cual “demostramos ese mecanismo que nos permitió proponer una nueva terapia contra el cáncer a partir del uso de la Galectina-1 como blanco terapéutico para el cáncer”.

Con el tiempo, “los resultados nos fueron llevando hacia la parte clínica, un mundo que no conocíamos. Ahora estamos trabajando en el desarrollo de este anticuerpo para uso de agente terapéutico”, contó.

En este marco, “también seguimos desarrollando nuevas hipótesis, van surgiendo preguntas laterales que luego se convierten en centrales para otras personas o para otros proyectos de investigación, pero siempre vinculados al conocimiento e interacción del sistema inmunológico y el desarrollo de vasos sanguíneos que utilizan los tumores para poder crecer”, expresó.

Ciencia y sociedad

Sobre este hallazgo y las expectativas que el mismo genera en la sociedad, el doctor Diego Croci consideró que “es una responsabilidad muy grande para nosotros, no solamente en la comunidad científica que es en la que nos movemos como pez en el agua, sino en la comunidad en general”.

El ex-abanderado de nuestra Facultad dijo que también está trabajando en la divulgación científica. Al respecto, señaló que “hay que explicarle y contarle a la gente por qué está bueno apoyar a la ciencia, tener científicos, por qué es necesario invertir en ciencia básica en nuestro país”.

 

Graduado de Exactas

Con cierta nostalgia por su época de estudiante, Diego Croci recordó: “Yo soy biólogo de acá, pasar por la biblioteca y sentir el mismo olor que hace 15 años despierta un montón de sensaciones lindas”, expresó el graduado y abanderado de nuestra Facultad.

Ya como estudiante, Diego Croci mostraba interés por el cáncer, por ello la doctora Viviana Rivarola, docente del Departamento de Biología Molecular, fue su directora de tesis y lo contactó con Gabriel Rabinovich, cuando vino a dictar un curso.  Así fue como tras graduarse en Exactas, Diego pudo sumarse al grupo de investigación que luego descubriría una nueva terapia contra el cáncer.

Sobre su incorporación al equipo de científicos del Laboratorio de Inmunopatología del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME), Diego Croci manifestó que “antes, quizás ahora también, había una dicotomía entre los formados en la UBA y los del interior del país, y cuando fui a integrarme al equipo del Dr. Gabriel Rabinovich, la mayoría éramos formados en universidades del interior del país y no había ninguna diferencia en la calidad educativa”.

En este sentido, el graduado de Exactas agregó: “Nunca tuve la sensación de estar en falta o en desventaja con respecto a otros profesionales”. En cambio, habló de las ventajas de haber estudiado en la UNRC por gozar de situaciones que no se dan en otras universidades como “conocer a los profesores, éramos pocos alumnos, tener acceso directo y confianza con los docentes”.

Diego Croci valoró la formación recibida en nuestra Facultad. “Cuando sos estudiante no te das cuenta porque lo tomás como algo natural, pero cuando vas a otras universidades notás la importancia del trato humano y la calidad educativa que recibimos en la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de la UNRC”, concluyó.

 

Más sobre Diego Croci

Se recibió de licenciado en Ciencias Biológicas en la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC, 2006) y de doctor en Química Biológica de la Universidad de Buenos Aires (UBA, 2011). Actualmente es Investigador Adjunto del CONICET en el Laboratorio de Inmunopatología del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME) y miembro de la Sociedad Argentina de Inmunología (SAI).

Es autor de más de 35 publicaciones científicas en revistas internacionales como Cell y Journal of Experimental Medicine.

Su labor incluye dos patentes internacionales y ha llevado a la identificación de un nuevo paradigma basado en la interacción entre galectinas y glicanos en fenómenos de neovascularización tumoral, lo que ha permitido el diseño de una nueva estrategia terapéutica contra el cáncer.

Posee más de 30 presentaciones a congresos internacionales y fue disertante de tres conferencias, destacándose en la Sociedad Singapurense de Inmunología (Singapur, 2013). Fue becario del Ministerio de Educación (PNBU 2002-2005), de la UBA (2006-2008), de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (2008-2011) y del CONICET (2011-2013).

Ha recibido distinciones por su labor académica como  el Premio “Leon Cherny” de la Sociedad Argentina de Investigación Clínica (SAIC, 2009), de la Fundación “Keystone”  para asistir al congreso de Glicobiologia (Alberta, Canadá, 2011) y fue finalista del 16º premio “Jóvenes Científicos en Ciencias de la Vida de América Latina” otorgado por la Sociedad Brasilera de Bioquímica y Biología Molecular (2012).

 

Check Also

Continúan las preinscripciones para ingresantes 2022

Se extienden hasta el 10 de febrero las preinscripciones en la UNRC para quienes ingresen …