Niños del Rosarito Vera observaron especies de anfibios con docentes y becarios de Exactas

Los niños que concurren a las salas de 3 años del Jardín Rosarito Vera Peñaloza visitaron nuestra Facultad, experimentaron en el aula de lupas y observaron especies de anfibios. Además, junto a docentes de la Facultad y profesoras del jardín recorrieron una parte del río Cuarto, en donde reconocieron el ambiente y las especies que habitan en ese sector.

El pasado lunes, los niños ingresaron a las aulas de lupas, observaron distintos especímenes conservados de las especies nativas e introducidas de anfibios de la Argentina y que forman parte de la colección de la cátedra de Ecología de la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales.

Los pequeños pudieron ver y manipular las distintas fases del ciclo de vida característico de los anfibios de nuestra región, como: masa de huevos, renacuajos, juveniles y adultos. También observaron las distintas estructuras del ciclo de vida y diversidad entre las diferentes especies.

En esta oportunidad, participaron la docente Clarisa Bionda, y las becarias Selene Babini y Zulma Salinas, integrantes del Departamento de Ciencias Naturales de la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de la UNRC.

Durante la vistita de los niños, las docentes y becarias brindaron una exposición de fotos de las distintas especies y sus ambientes naturales más característicos, luego expusieron mediante diferentes audios, las vocalizaciones de cada especie. A partir de esta actividad, la idea es que los niños pudieran reconocerlos y para que luego ellos mismos los puedan advertir en los ambientes naturales, creando familiaridad de los niños con dichos organismos. Por otra parte, la intención es fortalecer su educación y conciencia sobre la conservación ambiental.

Luego las docentes del Rosarito Vera Peñaloza, los niños de las salas de 3 años y las docentes y becarias de la UNRC, se movilizaron hacía el sector del puente Juan Filloy de la ciudad de Río Cuarto, en donde reconocieron el ambiente del río Cuarto en ese sector, y pudieron ver, manipular y capturar los renacuajos del sapo común Rhinella arenarum, depositándolos en distintos recipientes facilitados por las docentes de la institución.

“Posteriormente nos trasladamos hacía el edificio del Jardín Rosarito Vera Peñaloza. Allí todos acondicionamos los renacuajos en dos peceras, una por cada sala de 3 años, iniciando así una experiencia en donde los niños y las docentes del jardín alimentaran a los renacuajos y observaran los cambios que ellos manifiesten durante su metamorfosis”, contó la Dra. Clarisa Bionda, docente de la Facultad de Ciencias Exactas.

Las docentes y becarias de la UNRC culminaran la actividad con una nueva visita al jardín que se concretará dentro de un mes, para que los niños afiancen todos los conceptos y finalizará con la liberación de los individuos a su sitio de origen en el río Cuarto.

Esta propuesta se realizó en el marco de las acciones de articulación y vinculación que lleva a cabo la Facultad con distintas instituciones de otros niveles educativos, a partir de gestiones realizadas por la Subsecretaría de Vinculación Educativa de Exactas.

Check Also

Charla en Geología sobre geoturismo urbano

Este viernes 14 de agosto, a las 18 horas, se desarrollará un nuevo encuentro virtual …